Monitorización y Telecontrol

Cuando una instalación demanda un mejor conocimiento de las características de su consumo, es necesario contar con un sistema de monitorización de consumos energéticos.

Con las plataformas de gestión on-line, se tiene información en tiempo real de los consumos energéticos de las instalaciones y de la forma en que este consumo se está produciendo. De esta manera, es posible detectar malos hábitos y corregirlos rápidamente sin necesidad de esperar a la recepción de la factura, así como aplicar medidas correctoras y de ahorro energético de mayor alcance que optimicen el consumo de energía y racionalicen el uso de los recursos energéticos.

La gestión energética mediante la monitorización de consumos llevada a cabo por INGAE es de gran utilidad para la realización de las siguientes tareas:

  • Visión global: Conocer la demanda energética de la instalación.
  • Planificar: Definir objetivos y el plan de acción para conseguirlos.
  • Gestionar: Conocer el comportamiento energético real, detectar desviaciones mediante alarmas y toma de decisiones.
  • Supervisar: Medidas de ahorro implantadas, cumplimiento de los procedimientos de gestión e impacto en los usuarios.

La telegestión o control de las instalaciones a distancia, es una extensión de estos sistemas de gestión que permite conseguir una reducción de los costes de operación, permitiendo su control y seguimiento y evitando desplazamientos innecesarios para la gestión, control y regulación de las instalaciones.

Ese tipo de sistema es especialmente indicado para edificios de uso terciario o industrial (colegios, hoteles, oficinas, comunidades de vecinos, centros de salud, deportivos y similares). Y permite, en su conjunto, disponer de una serie de categorías funcionales:

  • Regulación: Mantener una magnitud regulada en función de un valor prefijado.
  • Programación: Modificar en función del tiempo el nivel de un valor prefijado.
  • Optimización: Realizar el diseño dependiendo de diferentes valores o condiciones para asegurar un menor coste.
  • Desconexión de un equipo cuando su funcionamiento pueda suponer un sobrecoste.
  • Seguridad: Intervenir para no ocasionar perjuicios.

Una edificación moderna necesita una gestión que asegure que todos los recursos son empleados de forma eficiente y que se aprovechan las posibilidades que ofrece al máximo. Todo esto se puede hacer de forma directa o bien a través de sistemas de comunicación remota.

Los beneficios que se obtienen a través de la telegestión son los siguientes:

  • Reducción significativa de los costes energéticos.
  • Mejora notable de los niveles de confort y seguridad.
  • Accesibilidad total y en tiempo real con las instalaciones del edificio.
  • Favorecer un mejor mantenimiento de las instalaciones.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies